Presentación

22.4.09

Dicen que Jesús anduvo predicando tres años, que murió, resucitó, subió a los cielos, y desde entonces quedó el buen hombre convertido en pan y vino. Nosotros también hemos estado predicando tres años, solo que con otras ideas diferentes, claro. Tampoco hemos tenido sus narices para echar a los mercaderes de nuestro templo: la Universidad. Las cosas están difíciles a nuestro alrededor, casi podría pensarse que nuestra vida como publicación en papel peligra y, sin embargo, con cada número editado crecemos y superamos los nuevos retos.

No hará falta que resucitemos porque, por el momento, no tenemos planeado morir. En cualquier caso, como la idea de la transubstanciación tiene su encanto y sus posibilidades, hemos decidido hacer una especie de trampa y multiplicar nuestra presencia, siendo no sólo el Meφisto que se reparte cual maná por las facultades una vez cada seis meses, sino también este pan online, esta bitácora que no es ácima, sino todo lo contrario: andamos sobrados de levadura y vamos a dejar que esto crezca, y crezca, y crezca...

Por el ser humano y para el ser humano. ¡Salud!


3 comentarios:

alexito dijo...

A ver si esto va cobrando forma, que puede ser sensacional.

FEDERICO OCAÑA dijo...

Por y para el ser humano, ¡salud!

Miguel Ángel dijo...

Espero que no nos crucifiquen al final de nuestro camino, y que podamos seguir repartiendo maná durante muchos años más. ¡Salud!